Solidari@s con fundamento

1 05 2007

Por Vicente Gutiérrez

SolidaridadLas recientes investigaciones a dos ONGDs españolas han servido para aumentar la desorientación entre aquellas personas que, con toda su buena voluntad, desean colaborar económicamente para que todos los seres humanos vivamos dignamente y sosteniblemente en este mundo. Para aquell@s que no tenían ninguna intención de colaborar de ninguna forma este hecho les ha servido de justificación para continuar diciendo: ¿has visto lo que ha pasado?, por eso yo no doy ni un euro

Estas simples orientaciones van dirigidas a toda persona que desea colaborar económicamente en mejorar la situación de la llamada Aldea Global y no sabe cómo hacerlo. También puede ser útil para aquell@s que ya lo están haciendo, ya que les servirá para revisar y repensar su acción.

  • Motivación: siempre es bueno pensar por qué se hacen las cosas y no dejarse llevar por “calenturas solidarias”. Los motivos por los que alguien decide prestar su ayuda pueden ser muy diversos: por sentirse bien con un@ mism@, por pena o lástima, por moda, por justicia… La motivación puede determinar la forma en la que se exprese la colaboración. Un sentimiento lastimero o una búsqueda del sentirse bien personalmente conducen a colaboraciones de tipo paternalistas y/o dependentistas. La motivación dada por la moda provoca ayudas puntuales y poco duraderas. La búsqueda de la justicia social pone el límite tan lejos que hace que el compromiso tenga que ser más duradero y serio, sin buscar ningún beneficio personal y movid@s por un ideal objetivo que se pretende alcanzar.
  • Tipo de colaboración: en el mundo de la solidaridad existen diversas formas de colaboración, desde el estilo de vida personal, a la prestación de un servicio en una Organización, pasando por la colaboración económica. Todas son importantes y necesarias, pero en este caso que nos ocupa nos centraremos en la colaboración económica. Colaborar signifca “trabajar juntos”, y eso quiere decir que aunque cada uno realice distintas tareas todas son importantes para alcanzar el fín deseado. El soporte económico es innegablemente necesario. Sin él no se podría poner en marcha ningún proyecto social ni se podría sostener. También es necesario para el sostenimiento de las estructuras organizativas que ejercen tal servicio.
  • CooperaciónEnfoque de la colaboración económica: según un estudio realizado hace algunos años en España sobre las formas de implicación social, cabría destacar el contraste entre las altas aportaciones económicas que se hacen ante situaciones de emergencia (terremotos, huracanes, tsunamis, hambrunas, etc.) y la baja aportación económica en proyectos de desarrollo más a largo plazo. Esto revela que nos dejamos llevar por el impacto del momento, el cúal durará lo que dure la noticia, pero que nos cuesta ser constantes. Las ayudas de emergencia son necesarias, pero no podemos quedarnos solamente en ellas. Los proyectos de desarrollo ayudan, en la mayoría de los casos, a prevenirlas, y se orientan a una mejora social más a largo plazo. Para esto sería necesario buscar “una mirada amplia de la solidaridad”, es decir, pensar más allá de lo inmediato. Un buen proyecto de desarrollo tendrá un mayor impacto social, más duradero, con mayor número de beneficiarios y auto-sostenible (es decir, que no depende de la ayuda externa eternamente). Un apadrinamiento, por poner otro ejemplo, es producido, en la mayoría de los casos, por una motivación lastimera, su impacto social es menor, el número de beneficiarios es mucho más reducido y crea una dependencia del beneficiario hacia el donante (hasta que se canse o se pase la euforia de tener a un pobre niño apadrinado).
  • Papel de las ONGs: a pesar de las limitaciones y fallos que supone toda Organización, no cabe duda de que son el mejor camino y el más efectivo para canalizar la ayuda económica que deseamos ofrecer. No existe la “ONG perfecta”, pero sí las hay que trabajan mejor y con mayor efectividad. Elegir la adecuada entre la gran amalgama que existe es muy difícil, pero si hay algunas orientaciones que nos pueden ayudar:
    • Toda ONG tiene su ideario, consúltalo y comprueba si se ajusta al tuyo.
    • Fíjate en qué tipo de proyectos desarrolla.
    • La claridad que ofrece en la información.
    • Qué sistemas de autocontrol o autoevaluación posee.
    • Su implicación política, es decir, su labor de denuncia y de cambio de estructuras políticas, económicas y sociales injutas, es también un buen indicativo.
    • Observar si pertenece a alguna plataforma o coordinadora.
    • Preguntar, pedir información y orientación siempre es bueno.
  • Seguimiento: cuando una persona hace una inversión económica se informa previamente dónde va a poner su dinero, pero después se preocupa de seguir su evolución, es decir, le hace un seguimiento. Lo mismo se podría decir de la ayuda económica; no es sólo el informarse previamente y dar el dinero, sino que hay que estar informad@ y exigir esa información a la Organización con la que se colabora. Esto exige el esfuerzo de estar pendiente de lo que va ocurriendo, pero a la vez supone una mayor preocupación e implicación con lo que se está colaborando. En otras palabras, sería “sentir como propio” el proyecto que estoy apoyando y no verlo como algo ajeno que otros hacen, ya que tú formas parte de él.

Habría mucho más que decir y de forma más profunda, pero con que estos puntos sirvan, simplemente, para orientar y reflexionar sobre la colaboración económica orientada a la mejora social de este mundo creo que es suficiente. Si además sirve de motivación para alguna persona a la hora de dar el paso en ese compromiso realizado a través de la ayuda económica, entonces me doy por más que satisfecho.

* Vicente Gutiérrez es sacerdote, miembro del IEME del grupo de Tailandia.

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

13 11 2007
liny

NECESITO URGENTE QUE ME AYUDEN POR FAvOR NO QUIERO PEDIR A LOS ARGENTINOS PORQUE SOY DESCRIMINADA POR TENER VITILIGO YO ERA DE CLASE MEDIA VENDI TODO PARA PODER CRIAR MI HIJA AHORA NECESITO AYUDA ECONOMICA MATERIALES DE TODO VIENE NAVIDAD Y NO TENGO NADA MIS PADRES GANAN UNA JUBILACION MINIMA MI HIJA ESTUDIA Y TRABAJA GANA POCO Y YO HACE 11 AÑOS QUE ME ECHARON POR TENER VITILIGO EL QUE ME QUIERA AYUDAR POR FAVOR DE TODO DESDE JUGUETE PARA MIS SOBRINOS DE 4 LA NENA 5 EL VARON SI TIENEN UNA COMPUTADORA PARA MI HIJA QUE SE TIENE QUE RECIBIR Y ESTA ME PRESTARON. ABELINA CONCEPCION SILVERO BOUCHAR 3049 JOSE MARMOL CP 1846 ARGENTINA BUENOS AIRES. GRACIAS

22 12 2007
Gilberto

Hola busco un sacerdote que me ayude crecer espiritualmente brindando amor cariño y soy de bajo recurso economico. quisiera encontrar a esa persona que se solidarice con personas, no tengo donde vivir ni casa. Que el Señor ingrese en los corazones de algún sacerdote para que me ayudara con lo poco que tenga para asi ahorrar poco a poco y comprarle casa a mi familia mientras uno viva.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: