La metáfora

24 05 2007

 Por Carlos Utrilla

¿Metáforas religiosas?Nos preguntaba un profesor de Religión en un examen si existía “un lenguaje típicamente religioso”, y por qué. Y si respondías que “sí, porque a la gente sencilla había que explicarle las cosas con conceptos que pudieran comprender”, la tenías bien. Creo que lejos de ser sencillo, aclarador, el lenguaje religioso es a veces confuso, y crea ideas erróneas. Creo que el ser humano (la humanidad con su ciencia, su literatura, su historia…) ya tiene cierto bagaje como para seguir hablándole de cigüeñas que vienen de París pero en cosas de fe.

Diferencio fe y religión. Religiones hay tres o cuatro, y nos acotan el campo de las formas. Fes hay tantas como creyentes. La religión es la muestra caligráfica. La fe es la letra que le queda a cada uno. La religión es el medio, la excusa, el anzuelo para llegar al fin, que es la fe. La religión nos disciplina (nos lleva), y eso es bueno. La fe nos hace felices, y eso es mejor.

La religión está llena de metáforas. Si las metáforas no son buenas, si no ayudan a entender mejor, por otro camino, ciertas cosas, lo que hacen es confundir. Y más: por buena que sea, la metáfora no se libra de la subjetividad del que la interpreta, y eso confunde más todavía (habrá quien donde lea silla entienda simplemente silla, o mesa, vaya usted a saber, y no descanso, como quería sugerir el escritor; eso cuando no entienda cansancio). La religión no consigue en estos casos llevarnos a la fe, sino que nos despista.

Propongo, pues, la jubilación de las metáforas, de los circunloquios, de las historietas en la religión. Propongo el uso de un lenguaje sin florituras, claro, directo. No es fácil ni cambiar mentalidades ni encontrar palabras para expresar lo que trata la fe (que son cosas del sentimiento más que del pensamiento), pero opino que hay que hacer el esfuerzo de reescribir la religión si queremos que la fe sea una forma de entender la vida, y no un juego de buscar animales en la silueta de las nubes.

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

12 04 2009
Dante Chalco

Distinguido Carlos: Acercate a la Iglesia de Cristo y encontrarás ese lenguaje claro y directo que anhelas. Sin florituras…….

3 11 2011
Raúl López

La religión no puede prescindir de la metáfora sin mostrar la falacia de sus afirmaciones. “Dios es amor” debería traducirse como “Dios siente amor hacia todos”. El amor es un sentimiento, obviamente no se puede SER un sentimiento pero decir que Dios siente amor es humanizar el concepto Dios y poner en evidencia que, si siente amor hacia todos, no debería permitir el sufrimiento. “Jesús es el camino de la salvación” debería traducirse como “Creer en las propuestas de Jesús permite ser feliz por siempre después de la muerte”, Otra vez una propuesta poco creíble que nos lleva a pensar: ¿cómo ser feliz después de la muerte mientras nuestros amigos y familiares se cuecen en el infierno?. Lo cierto es que, como se dice más arriba, la metáfora en la religión es la forma de convencer a la gente ignorante (gente simple, dice metafóricamente). El creyente habla casi exclusivamente con metáforas para evitar razonar estrictamente.
En ninguna iglesia hay lenguaje claro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: