Las mismas manos

10 02 2008

Por Darío Pérez*

Manos...Las mismas manos son las que dan y las que quitan. Las mismas manos son las que acarician y las que abofetean.
No son distintas las que se cierran para dar un puñetazo de las que lo hacen para dar un golpe sobre la mesa y poner freno a las injusticias.
Las que, abiertas, exigen tributo, son las mismas que quieren ofrecerse.

Las manos que acusan con el índice no son diferentes de las que señalan el camino a seguir. Las que alzan su pulgar mostrando acuerdo, optimismo o compenetración son las mismas que lo bajan autorizando la muerte de los gladiadores romanos (o de otros muchos). No son diferentes las manos cuyos dedos aprietan el gatillo o el detonador, de las que los usan para arrancarle al piano las más preciosas notas.

Todos nacimos con las mismas manos.

Las manos que cubren los ojos son las mismas que quitan la venda.
Las manos que dan dudoso ejemplo son las mismas que educan.

Las mismas manos que manejan la cuchara del mejor guiso, empuñan el cuchillo del peor asesinato. Las que abrazan son las mismas que estrangulan. Las que acompañan a pasear por el parque no son distintas de las que secuestran.

Las manos que escriben poesías y novelas no se distinguen de las que redactan críticas destructivas o amenazas. Las mismas manos que abortan son las que tienen en brazos al bebé con tres segundos de vida.

Las manos que se esconden tras tirar la piedra son las mismas que se alzan para reconocer la culpa y juntan sus palmas pidiendo perdón. Las que empujan no difieren de las que sostienen. Las que destruyen y destrozan son las mismas que crean, pintan, moldean, esculpen, construyen.

Todos nacimos con las mismas manos y nada permite distinguirlas a simple vista (“por sus actos las conoceréis”). Sólo en nuestras manos está —nunca mejor dicho— qué hacer con ellas.

Harry Potter (en su aventura de la Cámara Secreta) le pregunta al sombrero mágico sobre su decisión de asignarle a la casa de Gryffindor en lugar de optar por Slytherin (a la que han pertenecido los más malvados magos):
– Si hablo la lengua Pársel (idioma de las serpientes) como algunos miembros de Slytherin, ¿por qué me no me incluiste ahí en vez de en Gryffindor?
Y la respuesta del sombrero es ilustrativa:
– Porque tú me lo pediste.

Por las manos puede correr sangre de asesino y también de salvador, ¿qué te pides?

Extiende tus manos y cuéntame lo que son y lo que quieren ser. Pero no, no me digas que no son malas porque no quitan, ni abofetean, ni exigen, ni acusan, ni condenan. No me digas que no son malas porque ni estrangulan, ni secuestran, ni se esconden, ni amenazan, ni destruyen, ni matan.

Dime si son buenas: si dan, si acarician, si defienden al débil, si se ofrecen, si acompañan, si guían. Dime si son buenas: si abrazan, si sostienen, si admiten sus fallos y prometen subsanarlos, si dan vida, si crean, si hacen ver, si construyen.

Podría terminar con las ambivalencias de manera muy mística (el mismo Dios del que unos dicen que castiga, somete, prohíbe o invita a matar, es el que perdona, libera, ama y da la vida) pero seré muchos más terrenal:

  • Los mismos ojos que leen estas líneas pueden fijar su mirada en los más necesitados.
  • Los labios que ahora expresan “¡ah, pues es verdad!” son los mismos que podrían alzar la voz ante tanta injusticia.
  • Las manos que apretarán el ratón para cerrar este artículo son las mismas que decidirán permanecer inmóviles o actuar ante las necesidades que sus ojos ven y las humillaciones que sus labios denuncian.

Te propongo un trato: si tus manos se ofrecen, las mías (y muchas más) aplaudirán. ¿Aceptas? El mundo te necesita, ¡échale una mano!

* Darío Pérez es Salesiano Cooperador y miembro del dúo musical Darío & Guzmán

  • Te invitamos a completar la reflexión viendo este video con la canción de Alberto y Emilia, “Manos abiertas“:
Anuncios

Acciones

Information

4 responses

13 02 2008
Marina

Al leer el artículo ciertamente mis labios expresan “¡ah, pues es verdad!”, las mismas manos y tantas acciones diferentes, pero ¿por qué? ¿Será que con ellas estamos siendo capaces de modelarnos otro corazón, otra mirada, otra sensibilidad…que sientan mejor a nuestro propio traje y nos traen menos problemas y preocupaciones? Y me surge la pregunta sobre cómo ir educando las manos, cómo quitarnos los “guantes” para abrirnos a SENTIR la realidad, para aprender a TOCAR a los otros desde su ser presonas, para CREAR acogida antes que distancia, para DAR ánimos y no frustrar esperanzas.
Larga tarea… pero me uno al trato, el mundo sigue necesitando manos.
Gracias por el artículo.

26 02 2009
Carmen

He visto hace unos días la película Crash, con Brendan Fraser, Sandra Bullock, y me impresionó. Relata muy bien lo que el ser humano es capaz de hacer, y transmite esa dualidad que manifestamos, por nuestras circunstancias…
Mientras leía este artículo “las mismas manos” recordé la película. Y es un mensaje, un aprendizaje, un descubrimiento y una lección de humildad, darnos cuenta de que además de nuestros buenos propósitos están nuestras limitaciones, que hemos de aprender a reconocer para avanzar. Además es esperanzador reconocer la debilidad y reconocer qué hemos dejado de hacer, pero que hoy, mañana, algún día sin casi darnos cuenta nuestras manos van solas, han aprendido a transmitir, a dar.
No nos basta la voluntad para todo, por eso a veces tras estudiar mucho no sacamos esa prueba, o tras haber querido ayudar no hemos conseguido lo propuesto, quizás porque no todo depende del empeño que pongamos, y nos tenemos que agarrar a otra mano, ésa que siempre está ahí.

2 03 2009
SYLVIA JAIME

Muy hermosa la ilustración de manos abiertas, así como el video
Quisiera saber si me lo pueden enviar a mi correo.

Que Dios los bendiga
gracias
sylvia

17 12 2009
sofia Dora Vivanco Hilario

Muy bonita para la práctica como padres con niños pequeños. Con estas manos maravillosas podemos construir o destruir la vida de nuestros pequeños.
Mantengamos las manos abiertas para dar afecto, amistad y ofrecer ayuda. Que no sean manos cerradas para ocasionar dolor.
Un fuerte abrazo.
!POR UN PERÚ MEJOR!!!
GRACIAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: