El misionero Pedro Opeka, Premio Mundo Negro 2007 a la Fraternidad

6 03 2008

Padre Pedro OpekaEl misionero Pedro Opeka, sacerdote de la Congregación de San Vicente de Paúl, recogió el pasado fin de semana en Madrid el Premio Mundo Negro a la Fraternidad 2007, que se suma a otros reconocimientos que ya cuentan en su haber, como la Legión de Honor, otorgada por el Gobierno de Francia y sus candidaturas al Nobel de la Paz, presentadas por Eslovenia y Mónaco.

Este sacerdote argentino, descendiente de eslovenos, ha demostrado en Madagascar que la pobreza se puede vencer. En torno a un basurero, y gracias a la labor realizada por la Asociación Humanitaria Akamasoa (“los buenos amigos”), que él mismo creó, ha conseguido levantar pueblos donde las familias tienen trabajo y los jóvenes salen de la marginación.

Todavía en Madrid, y antes de partir para París, donde presentará su “Diario de Esperanza” (en el que relata el día a día de su vida, las dificultades con las que se encuentra y sus “charlas con el Señor”), el padre Opeka concedió esta entrevista a Veritas y pidió ayuda para los 250000 malgaches afectados hace unos días por el ciclón Iván, aunque añadió que “los siniestrados de siempre” son los que viven en el basurero de Akamasoa, en Antananarivo.

Al padre Opeka le gusta definir a su proyecto (17 pueblos levantados en torno al basurero prácticamente de la nada) como un proyecto “integral”, como demuestran los tres cementerios que se ha ocupado de construir. «Nadie quiere a los pobres cuando mueren, pero nosotros los enterramos con mucho respeto y mucho amor». Así se ganó a la gente de Madagascar, que «tiene un respeto muy grande a los muertos y antepasados».

El padre Opeka confiesa que le resulta difícil responder cuándo le preguntan “¿qué hace usted?”, porque él no hace nada, y es la Providencia la que actúa: «Yo soy un instrumento de la Providencia en ese trabajo».

El Padre Opeka en MadagascarDurante la entrevista, el sacerdote dio un enfoque novedoso sobre el problema de la inmigración: «Me gustaría que los gobernantes africanos fueran más sensibles a la emigración clandestina y no dejaran partir a sus ciudadanos (…) pero a veces creo que no existe esta sensibilidad en los gobiernos africanos y que incluso se alegran de que su pueblo se vaya». Además, y respecto al primer mundo, añadió que es necesario «que las ayudas lleguen más rápidamente».

Pero más que la inmigración, el sacerdote se mostró preocupado por otro fenómeno de gran actualidad: la globalización, que según el misionero, «afecta mucho a los africanos, por ejemplo con las películas y video clips que les llegan de Estados Unidos».

«Sobre todo los jóvenes de las grandes ciudades imitan lo que ven en esa gente que se dicen artistas libres y creadores, pero que reflejan la “civilización de la muerte” porque no incitan al joven al trabajo sacrificado y a dar la vida por su pueblo, sino al hedonismo y el individualismo, que no les llevarán a la felicidad», destacó.

Finalmente, el padre Opeka opinó también sobre la Unión Europea y afirmó que la unión es necesaria para la subsistencia en paz del continente. Sin embargo lamentó que «algunos europeos nieguen sus raíces cristianas» y añadió que «si en Europa hay ateos es porque existe la libertad del Evangelio», porque «en países de otras religiones es difícil ser ateo».

(Fuente: Agencia Veritas, 27/02/2008)

Más información:

Anuncios

Acciones

Information

3 responses

6 09 2008
gabriel apfel

Escuché una entrevista en Radio Nacional de España realizada al Padre Pedro, la cual me impresionó enormemente. Desearía obtener una copia de ella para hacerla llegar a amigos y familiares, por lo que agradecería si alguien sabe en qué programa de RNE lo entrevistaron (el motivo de la entrevista fue la obtención del premio Mundo Negro). Muchas gracias por vuestra atención.

18 04 2010
Jorge Bruno

Hoy es domingo 18 de abril de 2010, acabo de ver y conocer la obra del Misionero Pedro Opeka en un informe de la T.V. Española.
Realmente estoy sorprendido por el tesón y pundonor que éste ha puesto para mejorar la calidad de vida del castigado pueblo de Madagascar.
Creo que las organizaciones internacionales deberían colaborar “muchísimo más” para llevar adelante y reforzar lo ya hecho por el Sr. Pedro Opeka.
Me llena de satisfacción saber que existen seres humanos (humanos con todas la letras) más allá de religiones o partidos políticos que empeñen su vida en pro de mejorar la de otros.
Estoy tan eufórico que si tuviera la posibilidad económica de colaborar, realmente lo haría.
Pienso en el derroche de dinero, del Big Bang, pienso en los gastos armamentistas, pienso en las guerras, etc. etc.
¿No creen los gobernantes de las “superpotencias” que sería más lógico colaborar con este tipo de misión?
¿En la conciencia de estos mandatarios, en su espíritu hay paz? conociendo las necesidades de estos seres humanos.
Desde Uruguay envío mis sinceras felicitaciones a los misioneros, ojalá se sumen colaboradores para este hermoso trabajo.
Jorge

11 07 2015
Hugo

Hola como puedo comunicarme con el padre Opeka para ayudar.
Gracias. Hugo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: