Tres años sin Juan Pablo II

3 04 2008

Con la excusa de que ayer se cumplieron tres años de su muerte, queremos mostrar una pizca del legado que nos dejó. Bien podríamos hablar de los cientos de visitas del Papa viajero (recorrió 1.300.000 kilómetros) o de los numerosos gestos del Papa ecuménico; bien podríamos detallar las beatificaciones y canonizaciones emprendidas por el Santo Padre (¿o quizás el Papa santo?) o remitiros a sus encíclicas. Pero vamos a hacer algo mucho más sencillo: seleccionar una muestra de sus citas y reflexiones para que, haciendo las veces del propio Juan Pablo II, nos iluminen e interpelen.

“La peor prisión es un corazón cerrado.”

Amar es lo contrario de utilizar.”

“Que nadie se haga ilusiones de que la simple ausencia de guerra, aun siendo tan deseada, sea sinónimo de una paz verdadera. No hay verdadera paz sino viene acompañada de equidad , verdad, justicia, y solidaridad.”

“En realidad, todas las cosas, todos los acontecimientos, para quien sabe leerlos con profundidad, encierran un mensaje que, en definitiva, remite a Dios.”

“Dios se deja conquistar por el humilde y rechaza la arrogancia del orgulloso.”

“¡No tengáis miedo! ¡Abrid, abrid de par en par las puertas a Cristo!”

Amemos al hombre, a cada hombre, mujer y a cada niño, porque son parte de la humanidad que amamos.”

“¿Cuántos años tiene el Papa?… Soy un joven de 83 años.”

Debemos perdonar siempre, recordando que nosotros mismos hemos necesitado el perdón. Tenemos necesidad de ser perdonados mucho más a menudo que de perdonar.”

“La Virgen es nuestra auténtica educadora en el camino de la fe.”

“El amor es más fuerte.”

El matrimonio es la comunión de vida. Es la casa. Es el trabajo. Es el cuidado de los hijos. Es también alegría y esparcimiento comunes.”

“Los pobres no pueden esperar.”

Pido perdón por las injusticias infligidas a los no católicos en el curso de la atormentada historia de estas gentes; y al mismo tiempo aseguro el perdón de la iglesia católica por el daño que han sufrido sus hijos.”

El desarrollo es el nuevo nombre de la paz.”

“En María se realiza plenamente el Evangelio. Ella es la primera cristiana, anuncio y don de Cristo su hijo, plenitud de beatitudes, imagen perfecta del discípulo de Jesús.”

La paz no se escribe con letras de sangre, sino con la inteligencia y el corazón.”

“La solidaridad no es un sentimiento superficial, es la determinación firme y perseverante de empeñarse por el bien común, es decir, el bien de todos y cada uno para que todos seamos realmente responsables de todos.”

La fe, además de conocerla, hay que vivirla.”

“La iglesia de hoy no necesita cristianos a tiempo parcial, sino cristianos de una pieza.”

“La espiral de la violencia sólo la frena el milagro del perdón.”

El futuro depende en gran parte de la familia, porque es base de la sociedad y el lugar donde las personas aprenden por vez primera los valores que les guían durante toda su vida. La familia está llamada a ser templo, o sea, casa de oración: una oración sencilla, llena de esfuerzo y ternura; una oración que se hace vida, para que toda la vida se convierta en oración.”

Es de todos conocido el atentado que sufrió Juan Pablo II, pero preparando esta reseña sobre él nos hemos topado con otros dos sucesos menos célebres en los que la vida (o más bien Dios) le dio otra oportunidad:

De joven, fue atropellado por un camión y, si no hubiera despertado del coma en el que permaneció nueve días, no habría llegado a ser Papa. Como tampoco lo habría hecho si, en el año 1945 en Cracovia, un oficial de la Armada Roja de la Unión Soviética (culto y amante de la historia) no hubiera decidido salvar la vida -a pesar de las órdenes de Stalin- a un joven seminarista llamado Karol Wojtyla, que le había ayudado a traducir libros sobre la caída del Imperio romano.

Pero sobrevivió a eso y a mucho más, y lo hizo siempre con entereza y entrega. La vida (o más bien Dios) no quiso que perdiéramos prematuramente a este gran personaje y mejor persona. Es de agradecer, porque tenía mucho que contarnos, mucho que hacernos ver.

Y como regalo final, dos perlas más:

El mendigo que confesó a Juan Pablo II
Una judía salvada por Karol Wojtyla en 1945

(Fuentes: proverbia.net, wikiquote.org, sabidurias.com, dudasytextos.com, webcatolicodejavier.org, aciprensa.com)

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: