Medio y mensaje

18 04 2008

Por Carlos Entrambasaguas

Dicen los cínicos y los sabios que se ocupan de estos temas que en este mundo nuestro el medio es el mensaje. No estoy de acuerdo. Tengo un amigo que tiene el don de la palabra. Le he visto muchas veces dirigirse a auditorios llenos, emocionarles, hacerles sentir, hacerles creer que son mejores personas y que sus vidas, que la Vida, es mejor de lo ellos creían. Al terminar las conferencias, la gente le espera y le felicita, y él recibe los elogios con ese aire tan suyo mezcla de agradecimiento, modestia y autoironía.

El otro día le escuché predicar en la iglesia. La misma arquitectura es un símbolo de lo que allí ocurre cada vez. Es un templo en forma de embudo invertido y cortado por la mitad, de modo que sobre el presbiterio cae un chorro de luz desde lo alto, que irradia a través del altar hacia los fieles. Y allí está él, en medio de la luz, hablando. Uno piensa que podría haber elegido cualquier otro camino en la vida, y que en cualquiera hubiera triunfado, pero a medida que le escuchas sabes que el único posible para él es éste, el de ser luz que irradia sobre todos nosotros. No desde el techo de la iglesia, sino desde el fondo de su corazón, el lugar en el que anidó la Luz hace ya muchos años, cuando en lugar de elegir ser alguien a los ojos del mundo eligió ser Francisco Javier. Y ahí anda, igual que Francisco Javier fue hasta el confín del mundo a anunciar a Dios, anunciando el Evangelio en medio de la comodidad autocomplaciente de nuestra ciudad de provincias. No estaba China entonces más lejos de Dios que nosotros ahora.

Cuando acaba la eucaristía, se desviste rápidamente y sale al atrio. Ocurre una cosa curiosa. Mucha gente no le reconoce, no ve en ese tipo joven y delgado con vaqueros y camiseta al sacerdote que un poco antes predicaba bajo la columna de luz. A él le divierte que ocurra esto, como si pensase que es mejor así, que así debe ser. A mí me divierte escuchar lo que dice la gente que baja por las escaleras. Un hombre mayor, con aspecto de haber pisado muchas iglesias, dice que con este cura el Evangelio parece otro. Se equivoca tanto como los que dicen que el medio es el mensaje.

Lo que ocurre es que, con él, el Evangelio parece Evangelio.

Fuente: pastoralsj.org
Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: