Remedios para no agobiarse

14 05 2008

Por Jairo del Agua*

Agobio...El otro día vi en televisión cómo un tenista famoso se golpeaba la cabeza con su propia raqueta después de perder un punto. Comenzó a sangrar abundantemente y seguro que terminó en la enfermería. Es una imagen muy apropiada para comprender lo que es el estrés y la angustia.

Con demasiada frecuencia somos nosotros mismos los que nos golpeamos contra muros infranqueables. Queremos dominar el tiempo, conseguir nuestros sueños sin despertar, evitar toda frustración… Nos tensamos pretendiendo ser ángeles triunfadores pero no intentamos siquiera comprendernos y gestionar nuestra condición humana. Ese es el camino más corto hacia el fracaso total.

Hay que aprender a sumergirse en el interior, evitar nefastos automatismos y utilizar el sentido común para gestionar nuestra vida con sabiduría. Sin duda, todos tenemos heridas que curar. ¡Ojalá encuentres cómo y con quién! Pero, como mínimo, urge conocerse y explotar nuestros talentos. Es una colosal estupidez golpearnos nosotros mismos contra el suelo del camino.

Os resumo algunos remedios a tener muy en cuenta para descabalgar la tensión:

1. REALIDAD: Es imposible caminar fuera de la realidad por mucho que tu cabeza lo intente. Construye a partir de tu realidad. El “funcionamiento imaginativo” es perverso. Sólo en la realidad se puede sembrar y cosechar. El resto es humo.

2. HOY y AHORA: Es el tiempo de la realidad. No tienes otro. No sueñes con conseguir metas que no arranquen y se mantengan en el presente. No te engañes con andamios cerebrales, ni cuentos de la lechera.

3. RITMO: Repasa tus actividades y analiza si vas a un ritmo acelerado o frenado respecto a tu ritmo natural. Respeta tu ritmo. Querer quebrarlo te tensa y te inutiliza.

4. AMBICIÓN: Abandona la angustia de no ser el primero. No te compares. Lo importante es ser tú mismo, auténtico y maduro. Eso te hará más equilibrado, más eficaz y más feliz. Paradójicamente también serás más competitivo en el mercado laboral. Los buenos empresarios no buscan trepas sino gente equilibrada y honesta.

5. HUMILDAD: Reconoce que nadie es imprescindible, ni siquiera tú.

6. OCIO: Desconecta. Disfruta del tiempo libre. Relájate. Es imprescindible para tu higiene física y mental.

7. ADAPTACIÓN: Sé más flexible contigo mismo y con los demás. Reconoce que tus aspiraciones a la perfección, al orden, a la eficacia, etc. pueden ser legítimas pero no siempre se adaptan a la realidad (tuya, de los otros, del entorno).

8. VALORES: Replantea tu jerarquía de valores, pon por escrito tu propia lista. Tus valores son tus “aspiraciones profundas”. Después sé coherente y no te engañes. Te asombrará la paz que conseguirás.

(Ten en cuenta este presupuesto: el dinero no es un valor, es un medio de vida, imprescindible sólo hasta el nivel de supervivencia. Y este otro: no siempre son valores humanos los que te llegan de fuera, ni acertada su jerarquía. Busca los tuyos).

9. EQUILIBRIO: No saques las cosas de quicio. No seas extremista. Hay muy pocas cosas realmente esenciales en la vida.

10. RESPETO: No empujes a los demás, ni permitas que te empujen. Ten en cuenta este presupuesto: unos buenos padres, un buen compañero, un buen jefe, siempre motivan, ayudan y clarifican. Las tareas para “anteayer” sólo son impuestas por imprevisores e ineptos (a veces nosotros mismos).

11. OBJETIVOS: Los objetivos profesionales te vienen normalmente dados y son orientadores. No los absolutices. ¿Y tus objetivos personales? No mires sólo hacia fuera. Déjate sentir, escribe los objetivos que se te imponen desde dentro y los medios que te estás dando para conseguirlos. Analiza si convergen o divergen de tu realidad profesional. Quizás no estés en el mejor camino. Si es así, márcate unos objetivos y medios de convergencia realistas. La eficacia máxima está en la convergencia de los objetivos personales con los profesionales.

12. HABLAR: Una de las cosas que más desahogo y paz produce es hablar de corazón a corazón. ¿Tienes alguien con quien compartir así? ¿Tus padres, tu pareja, tu jefe, tu amigo, tu siquiatra, tu Dios…? Si no, busca alguien con quien compartir en profundidad y seguridad. Es imprescindible para el ser humano.

* Jairo del Agua es laico y padre de familia. Más información

Anuncios

Acciones

Information

5 responses

16 05 2008
Dulci

Quiero felicitarlos por esta hermosa página. Tratare de darle una continuidad a cada artículo que publiquen. La música es preciosa, la puse en mi página.

Besos desde Rep. Dominicana

2 08 2008
Remedios para no agobiarse « CONSCIENCIA

[…] Remedios para no agobiarse […]

9 05 2009
Marlene

me ayudó mucho, gracias por ayudarme a clarificar las cosas en mi vida. pero considero que el único que nos puede ayudar es Dios……………………..

9 05 2009
Marlene

gracias de verdad, quisiera recibir mas ayuda

29 12 2009
alberto

ojala y mi esposa leyera esto, asi creo que seria mas feliz;;;;; gracias hermano por estas palabras de verdad que las necestiba,,,,,,,,un saludo desde la rep. dominicana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: