Los renglones torcidos de Dios

28 05 2008

Por Laura Romo*

Los renglones torcidos de DiosTorcuato Luca de Tena ingresó temporalmente en un hospital psiquiátrico para convivir como uno más y prepararse, y conocer de cerca la realidad de estos centros. Allí se inspiró para narrar esta novela y darnos a conocer a sus personajes, esos “renglones torcidos“, llamados con múltiples términos peyorativos como “colección de monstruos, mongólicos, tarados del alma, babeantes, jorobados, piezas de museo…”. Hasta las dependencias del Hospital (Nuestra Señora de la Fuentecilla) reciben nombres como “Sala de los desamparados, El saco, Jaula de las fieras…”. Personas y salas bautizadas por los propios trabajadores, por enfermeros, cuidadores…

Pero siempre nos alegra saber que hay personas con vocación, interesados en la salud de los demás, en dar cariño a la par que cuidados y medicamentos, que se indignan por el mal trato, por esas denominaciones, por las profundas e hirientes críticas, los que se desviven por los más necesitados y por darles protección. Incluidos pacientes que han recibido el alta y deciden quedarse a ayudar a los demás.

Pero es lo que ocurre en nuestra sociedad actual, que nos permitimos despreciar a los demás, con expresiones de mal gusto, con superioridad, cuando todos somos diferentes, todos tenemos alguna deficiencia, carencia o tara. Si nos perdemos el respeto entre nosotros, ¿qué nos va a quedar?

En este libro vamos a ver la evolución de Alice Gould, la protagonista, y sus diferentes reacciones ante los pacientes. Personalidad cautivadora, altamente cultivada y de gran lealtad. Capaz de colaborar a pesar de su situación. Pasa del susto y del asco a la dedicación a los enfermos y se va ganando la amistad y cariño de casi todos. Uno de los médicos dice de ella: “no es usual ver a los ángeles en el infierno”.

Cada caso te estremece y te conmueve, cómo han perdido el uso de la razón, son historias tremendas. Uno de los enfermos le dice a Dios que son sus pobres locos, sus faltas de ortografía.

De esta novela resalto las vocaciones, las personas con corazón que luchan por tratar a los demás como iguales, intentando dignificarlas, dándoles la mayor calidad de vida posible. Lo recomiendo a quien quiera disfrutar de descripciones e introspección, a quien quiera aprender, a quien quiera saber como “Dios escribe derecho con renglones torcidos”.

* Laura Romo es profesora de Educación Infantil en Guadalajara.

Más información:

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: