La fuerza de un pequeño campeón

11 06 2008

Por Dani Pedrosa*

Me han preguntado muchas veces por las cosas que me emocionan, por las que me hacen reír, reflexionar o sentir impotencia. También dónde encuentro la motivación para superar situaciones complicadas o para bajar la euforia cuando parece que todo te viene de cara. Y siempre me cuesta responder a eso. No acabo de entender a los que dicen que los pilotos estamos hechos de otra pasta. ¿A qué se refieren? Quizás porque soy piloto, no lo sé, no tengo la perspectiva de quien nos ve diferentes al resto.

Hoy os voy a hablar de sentimientos, pero no de los que tengo encima de la moto. Eso ya os debe de aburrir. Lo mejor que me he llevado del circuito de Mugello estaba fuera de la pista. Y ha sido gracias a Luca, un niño italiano de 11 años que conocí hace dos temporadas aquí mismo y con el que he seguido manteniendo el contacto. Es una persona muy especial que está luchando contra una enfermedad que le lleva cada semana a visitar un hospital de Milán para recibir tratamiento de quimioterapia. No voy a entrar en detalles.

No hay nada más sincero que un niño, ni más transparente. Tampoco se puede fingir con ellos porque ellos no lo hacen y lo calan todo a la primera. Aparte, a mí lo de fingir no se me da muy bien, lo reconozco. El caso es que la primera vez que vino a verme pensé: “Ostras, no sé qué le voy a decir, ni lo que espera de mí”. Pero fue sólo un momento de duda porque Luca lo hizo tan fácil que me olvidé de todo. En teoría yo estaba allí para dar algo, pero recibí mucho más.

Siempre ha sido así con Luca y en tantas otras situaciones con gente que me ve como Dani, sin formalismos ni distinciones. Al igual que con deportistas con los que he coincidido en estos años que han superado situaciones muy complicadas, lesiones fuertes o enfermedades, y siguen adelante, compitiendo al más alto nivel. Y salen muy poco en los periódicos o en la televisión cuando sus historias son para dar ejemplo a cualquiera. Me acuerdo ahora de Santi Sanz, campeón mundial de atletismo en silla de ruedas, al que tuve la suerte de conocer el noviembre pasado para una sesión de fotos. La suya es también una historia increíble.

Me reí mucho y a gusto con Luca y con su madre, siempre atenta y orgullosa de su hijo. Me lo pasé en grande en esa sesión de fotos con Santi y tengo muy claro lo que ellos me han enseñado. Que hay que valorar lo que uno tiene, dar el mérito que cada cosa se merece por lo que nos ha costado llegar allí, no compadecerse ni tampoco pensar que ya está todo hecho. Al fin y al cabo, disfrutar de las pequeñas cosas y, siempre, siempre, ser uno mismo.

*Dani Pedrosa es tricampeón del mundo de motociclismo.

Fuente: elmundo.es

Anuncios

Acciones

Information

One response

18 06 2008
marijose

Ya decía yo, cuando te veía compitiendo y en el podio que tú eres un chaval muy especial: humano, sencillo, …. con muchos más valores …. que únicamente ser un campeón en la moto. Ya sé de tus luchas, de tus sufrimientos, de las dificultades superadas o por superar. Ya sé el valor que tiene ser tricampeón mundial. Pero para mí tiene más ser buena persona, … ser persona y a ti se te nota siempre en la cara la sencillez, la humildad y la humanidad. SIGUE ASÍ, DANI, y MI DESEO DE TODO LO MEJOR PARA TI SIEMPRE. UN GRAN ABRAZO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: