Sueño de verano

9 08 2008

Por Jairo del Agua*

Soñé que nuestra santa Iglesia era una inmensa y preciosa parcela. Sobre ella muchísimas personas y grupos se afanaban por encontrar el agua que mana hasta la vida eterna. Unos medían, otros proyectaban, otros dirigían, algunos excavaban. Había quienes teorizaban sobre la naturaleza del agua y la tierra a perforar. Todos iban y venían, se agitaban, discutían, competían por el lugar exacto del manantial verdadero.

Pero… todos pasaban sed, todos estaban insatisfechos. Algunos, más avanzados y pudientes, se habían procurado unas enormes máquinas. Con ellas -decían- seremos más eficientes y alcanzaremos el agua sin tardar. De pronto se oyó un silencio imponente. Y una voz suave se expandió como un perfume:

“Buscáis, os esforzáis, pero no encontráis porque habéis desorientado la búsqueda. “El reino de los cielos está dentro de vosotros(Lc 17,21). Es dentro de vosotros donde mana el agua. ¿No lo recordáis? “El agua que yo le daré será, dentro de él, manantial que salta hasta la vida eterna” (Jn 4,14). Si cada uno venciese su miedo a la oscuridad interior y aguijase su manantial, no pasaríais sed. Si cada uno se atreviera a dejarse brotar, os empaparíais unos a otros, os refrescaríais, os fortaleceríais. Los católicos de hoy juzgáis mucho pero os abrazáis poco, os comunicáis poco y os mostráis aún menos. Sin embargo, la luz se os ha dado para ponerla sobre el candelero y el agua para regeneraros mutuamente”.

Me desperté y me inundó aquella frase: “Una sola cosa es necesaria” (Lc 10,42). No he logrado quitarme de encima ni el sueño ni el despertar.

* Jairo del Agua es laico y padre de familia. Otros artículos suyos

Anuncios

Acciones

Information

One response

12 08 2008
Mª Pilar García

¡Gracias por hacernos partícipes de este sueño que es un auténtico mensaje… especialmente, para despertarnos nosotros y animarnos a buscar, escuchando la auténtica Palabra que da Vida, ¡la del Maestro y Señor!. Siento en este momento… que andamos también muy azacanados en… “nuestras cosas” pero Él, nos invitó: a “vocear” “buscar” “vivir”… ¡Las suyas! Un abrazo agradecido.
mª pilar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: