¿Que muera Dios para que reine el hombre?

14 03 2009

Por Lilián Carapia, hmsp*

Federico Nietzsche es, para algunos, uno de los peores ateos de la historia, y para otros, un crítico como pocos ha habido. Estos últimos sostienen incluso que Nietzsche no era ateo, sino un pensador sesudo que sólo buscaba afirmar la muerte de Dios en la conciencia del hombre de su tiempo. Lo cierto es que se trata de un escritor muy influyente, cuyas obras siguen engendrando ateos y ateísmos entre quienes lo leen sin tomar distancia crítica…

Odio expreso contra la religión

Los libros de Nietzsche están llenos de expresiones contra Dios y contra el cristianismo. En El Anticristo encontramos condenas directas: “(…) Voy a dictar mi sentencia. Yo condeno al cristianismo (…). Yo llamo al cristianismo la única gran maldición, la única grande intimísima corrupción (…), mancha deshonrosa de la humanidad.” Quizá las más célebres frases nietzscheanas son las que encontramos en La Gaya Ciencia y en Así habló Zaratustra: “¡Dios ha muerto! ¡Dios sigue muerto! ¡Y nosotros lo hemos matado! (…). Lo más sagrado y lo más poderoso que hasta ahora poseía el mundo sangra bajo nuestros cuchillos”. “Dios ha muerto. Queremos que viva el superhombre”.

Odio a un cristianismo falseado

A muchos, que las interpretan literalmente, enamoran las expresiones nietzscheanas porque no han conocido al verdadero Dios y se rebelan contra algo que no es Dios. Nietzsche mismo no lo conoció, ni tuvo jamás una experiencia de la religión que proporciona paz, alegría, fortaleza… en fin, todas las delicias y bondades que alegran el ser de quien la vive con autenticidad: el cristianismo. Nietzsche creció en el ambiente de la teología luterana de la cruz, que opone lo humano y lo cristiano, que enajena al hombre de la realidad y lo desliga de sus compromisos. El cristianismo católico, en cambio, siempre se ha ocupado de mostrar al hombre hasta qué punto depende su salvación de su compromiso con el hombre y con la tierra.

Lo que hay es hombres que asesinan hombres

La fe católica ha afirmado siempre, con san Ireneo, que la vida del hombre es la gloria de Dios. Nietzsche, en cambio, se empeñó en afirmar que la gloria del hombre es matar a Dios. Esto último cuesta un esfuerzo sobrehumano, inhumano, en el cual el mismo Nietzsche sucumbió, como dice E. Colomer. Tan es así que, allá donde se ha pretendido que se puede suprimir a Dios y apartarlo de la vida de los hombres, no se ha visto el reino de los hombres, y ni siquiera algún superhombre en solitario. Lo que se ha visto es al hombre lobo del hombre, que crea regímenes, falsea leyes y usa del poder para chapotear sobre charcos de sangre inocente: los campos de exterminio nazis y los gulags de la Rusia comunista son sólo dos botones de muestra en el pasado. Y hoy el hombre asiste al cumplimiento de la profecía de Juan Pablo II: Auschwitz se quedó corto frente a la ingente cantidad de vidas humanas que el ateísmo se cobra día con día en las clínicas abortistas. Entonces: ¿es beneficioso hacer a Dios a un lado? ¿Libera esto al hombre? Por supuesto que no, porque como dice el Papa Benedicto XVI: “Si desterramos a Dios, la dignidad humana también desaparece.”

* Lilián Carapia es licenciada en Filosofía y religiosa del Instituto de Hermanas Misioneras Servidoras de la Palabra, en México

Anuncios

Acciones

Information

12 responses

14 03 2009
pablomauser

Me parece extraordinaria la posición de Nietzsche con la Iglesia.
Tened en cuenta que la iglesia ha sido a lo largo de muchos siglos (y ésto es innegable, queridos amigos) un instrumento de control social, dicho sea de paso, muy efectivo.
En España vivimos un régimen totalitario con el dictador Francisco Franco y una de las bases del régimen era la Iglesia.
A lo largo de los siglos se ha torturado y asesinado a miles de personas por el mero hecho de no compartir una creencia, que es eso, una simple creencia, algo que necesita un sentimiento de unión íntimo y no una imposición.

No quiero hablar sobre la Inquisición y la censura, ya que probablemente sea ésto lo que pase: Que mi comentario se elimine en aras de un ambiente más religioso.
Respeto totalmente a los creyentes, pero no comparto en absoluto sus creencias.

Un fuerte abrazo a todos
Pablo

8 09 2010
Josafat

Recuerda que Nietzsche se formó en un Cristianismo protestante, el Luteranismo, y a pesar de que sus críticas van al cristianismo, no es en su modalidad Católica sino al Luteranismo, ya que, cuando te refieres a la Iglesia estoy casi seguro que te refieres a la Catolica y Nietzsche ni la conoció… y el Luteranismo presenta una gran escasez de carácter crítico y filosófico, ya que su fundador Martin Lutero, detestaba la razón…

15 03 2009
Maribel

Con todo respeto a Pablo mauser:
Es cierto que la Iglesia ha cometido muchos errores a lo largo de su historia.
La Inquisición y las Cruzadas causaron muertes enarbolando el nombre de Dios, y por todo ello han pedido perdón los últimos Papas. Ahora bien, ¿nos paramos a pensar las muertes causadas por el odio a la religión y concretamente a los seguidores de Cristo, en otros tiempos y también en nuestros días?
Cuando se cae en el fanatismo y se malinterpretan las creencias, podemos convertir el amor en odio.
Siento que no haya tenido la suerte de cruzarse en su vida con ningún cristiano, que le haya transmitido ese Amor y esa Paz que Dios desea para todos. Rezaré para que algún día tenga la dicha de experimentarlo usted mismo y no sólo respete a los creyentes, sino que también comparta la creencia de los que viven amando hasta a sus enemigos.

16 03 2009
M.Luisa red

Más sobre lo mismo. Me uno a Maribel. Hasta que no descubrí al Dios de Jesús: un Dios lleno de amor y misericordia, un Dios que apuesta por los últimos y excluídos, hablé de religión pero no del seguimiento a Jesús de Nazaret. He vivido en Africa Central, conviviendo día a día con el hambre y la pobreza hasta asumir en mi carne enfermedades que me han impedido un trabajo laboral.
He visto cerca de mí testimonio de personas que se han dejado la vida por puro amor a los que les necesitaban… Esa es para mí la gloria de Dios: QUE EL HOMBRE VIVA, que pueda reconocer su dignidad y más aún, su dignidad como HIJO DE DIOS. Esto puede escandalizar a los que ponen su dios en el dinero, en el poder o en el sexo… El Dios en el que creo y por el que me sé amada hasta los tuétanos es un Dios de VIDA, un Jesús que nos amó hasta el extremo y que aún hoy sigue viviendo en el corazón de los que le aman y de los que le buscan con sincero corazón.

28 03 2009
chocolatetomo

Pues, supongo que es otro punto de vista. Solamente hay que cuidarse de no caer en el mismo error que se suele cometer con la Biblia: el creerse todo literalmente. Hay que pensar un poquito…

30 03 2009
Carlos

Hola sí sí sí, todo muy bonito lo que dices, ahora te hago yo una pregunta y a ver si haces otro comentario respondiendo:

¿Por qué persigues a los cristianos?

eso es todo, adiós

4 06 2009
trebol

Es una lástima que la gente solidaria lo haga al lado de una entidad religiosa… ¿¿no se puede emanar amor… ser buena persona….generos@….caritativ@… sin ser de una u otra comunidad religiosa o incluso siendo ateo?? lo que creo es que dios no existe y es todo un cuento chino que emboba a la gente… le mete miedo, diciéndole que hay un ojo que le mira tanto cuando hace algo bueno para venderte el cielo como cuando haces algo malo para ponerte el pie encima… Cada individuo es responsable de sus actos para consigo mismo y para con los demás… y si tienes esto claro… serás buena persona sin la necesidad de justificar tus malas y/o buenas acciones en el respaldo de un ente imaginario llamado dios…
Yo me crié con monjas..monjes…y scouts católicos… y doy gracias a mí por resistir a las artimañas…. dios es un ratoncito Pérez, un rey mago, un Papá Noel, del que no nos dicen que no existe cumplidos los 6 años… sino que lo perpetúan en el tiempo….
Quien es bueno, es bueno en sí y por sí, no se lo tiene que agradecer a dios ni es por él que sea bueno… Al igual que lo contrario… si eres malo asúmelo y responsabilízate…
Me parece indignante que se compare un holocausto como el de Auschwitz, con los abortos necesarios para dejar de traer seres que probablemente no tendrán una vida digna en este mundo…
Muera dios… y que el ser humano empieze a responsabilizarse de sus actos.

22 10 2009
Xanti

¿A qué llamas vida digna?

¿Al rico, al que viaja, al que “es alguien en la sociedad”, al que teniendo papas y todo lo que puede desear termina violando a su propia hija?

¿O al que naciendo en la peor de las pobrezas, descubre que aunque no tenga nada puede disfrutar de ver el amanecer, la naturaleza o de que puede superarse?

Tal vez me equivoque por creer, pero si me equivoco no pierdo nada.
Nietzsche sí se equivoco ¿qué perdió?… Su dignidad

30 06 2010
cthulhufhtagn

afortunadamente Nuetzsche escribio “Ecce Homo” donde establece como NO mal interpretarlo, texto que muchos pasan por alto

9 07 2010
Rcc

La creencia en Dios es la mas grande estupidez de la raza humana, una de tantos legados de milenios de oscurantismo. Creemos en un dizque Dios por nuestro miedo a la muerte, es mas bonito pensar que existe un ser superior que vela por nosotros y nos va a recompensar si nos portamos bien.

24 07 2010
Lissette

Solía tener muchas dudas de fe, casi me consideraba atea pero por ese motivo me metí a clases de Teología, y todo el panorama cambió desde entonces, la primer prueba difícil fue el negarme a mi misma, olvidarme del “yo”, eso fue realmente fatigoso aprender la humildad, luego comenzar a depurar falsos dioses ” como dolió eso” quitarme el dios dinero, el dios ambiciones personales, el dios consumismo, el dios materialismo, etc, pero el Dios que nos reveló Jesús, es otro que solo quiere que vivamos de forma fraternal con misericordia entre nosotros, el quiere un Reino de paz, solidaridad y amor a los pobres, Dios es un bello misterio, es la fuerza que lo sostiene todo, no tratemos de ver a Dios como un padre humano es algo inexplicable es trascendente al ser humano. lo unico que tenemos que hacer es creer, porque aún cuando nos declaremos ateos esas dudas de fe, es discernimiento de tu conciencia que te dice que el dios que tienes en tu vida no es el verdadero, creer en la divinidad de Jesús hoy lo creo porque fue tan humano, pero tan humano que solo pudo haber sido divino. benditos los que se llaman ateos porque no han creido en dogmas sino estan más cerca de conocer la fe verdadera. comparto la opinión de M.Luisa Red

26 04 2012
María

Cuando Cristo está vivo en nuestra vida no importa si pertenecemos a una comunidad o a otra o incluso si no pertenecemos; cuando lo dejamos entrar, todo cobra un nuevo significado que se traduce en amor y respeto a uno mismo y a los demás, comenzamos a ser constructores de paz y esperanza y a liberarnos de un sinfinb de apegos innecesarios. Pero dada nuestra naturaleza, hay que estar alertas para abrirle la puerta y luego no echarlo fuera, porque este mundo y Cristo, no siempre son compatibles. Gracias por el artículo y por FAST.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: