Releyendo el Día del Libro

21 04 2009

Por Marina Utrilla

Abrazo de libro...«Siempre pasa lo mismo y quisiéramos escribir enseguida cosas sorprendentes o geniales, nos dan vergüenza nuestras trivialidades…» (Etty Hillesum)

Este jueves 23 de abril celebramos el Día del Libro, fecha fijada desde 1996 por la UNESCO, aunque el ritual de regalos de rosas y libros ya se daba en Cataluña años antes. Podría pasarse como cualquier día más, al fin y al cabo, ya casi todo tiene un lugar en el calendario asignado a su causa, pero esta fecha que tradicionalmente conmemora la muerte de Cervantes y Shakespeare nos hace recordar el valor de los libros, de la literatura y de aquellas personas que, seguro comenzando con vergüenza de sus trivialidades, han acabado creando cosas sorprendentes y geniales.

Los escritores, en mayor o menor medida, han entrado en nuestras vidas dejándonos la puerta abierta a sus personajes, intrigas y lugares, en sus obras hemos “gastado” parte de nuestro tiempo y de nuestras emociones, y seguramente hemos conocido algo de nosotros mismos cuando hemos encontrado escritas las palabras que no éramos capaces de ordenar; es el misterio que tiene el arte, que con la expresión concreta de algo personal es capaz de entrar en contacto con la particularidad de muchos otros. José Saramago, en su obra La caverna, nos introduce en esta manera de concebir la lectura con su singular modo de reproducir los diálogos: «hay quien se pasa la vida entera leyendo sin conseguir ir más allá de la lectura, se quedan pegados a la página, no entienden que las palabras son sólo piedras puestas atravesando la corriente de un río, si están ahí es para que podamos llegar a la otra margen, la otra margen es lo que importa, A no ser, A no ser, qué, A no ser que esos tales ríos no tengan dos orillas sino muchas, que cada persona que lea sea, ella, su propia orilla y que sea suya y sólo suya la orilla a la que tendrá que llegar».

Pero seríamos algo ingenuos si pensáramos que estos artistas que han conseguido llegar al corazón de muchas personas han salido de la nada, o mejor dicho, han aparecido ya hechos. Ciertamente en todos hay cierta dosis de genio o de talento, como cada cual quiera llamarlo, mas ha dado fruto a base de derrochar tinta y papel, en lucha y vencedor, como nos describe Bécquer, de la inspiración y la razón, que «tan sólo el genio puede a un yugo atar las dos». Ellos, a lo largo de la historia, han tenido la inquietud o la necesidad de escribir y la han plasmado creando diferentes estilos y géneros de los que los lectores disfrutamos: podemos elegir entre visitar Macondo, Vetusta o Rusia, lamentarnos con las grandes protagonistas de las tragedias griegas o con las hijas de Bernarda Alba, cabalgar con los caballeros de la Mesa Redonda, con Babieca o con la media cabalgadura de Don Quijote, acercarnos al amor con los versos de Salinas o a la experiencia de la guerra con los de Ángel González.

Hay literatura para todos los gustos, y aún queda mucho por escribir mientras haya necesidad de expresar y de crear, si es que no es lo mismo, mientras queden “genios” que, como describe Diderot, no se limitan a ver, se emocionan. Pero quizás, al igual que Etty, todavía tenemos mucha vergüenza de nuestras trivialidades, de nuestras medias historias, artículos, poemas, cuentos…por eso concluyo con el final de la cita que comenzaba arriba: «…sin embargo, si en mi vida, si en este momento de mi vida, en la época en que nos encontramos, tengo un verdadero deber, es el de escribir, anotar, fijar». Quien quiera, se anime.

Viñeta Forges

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: