¿Puede el psicoanálisis ateo sanar de sus angustias a la persona?

11 05 2009

Por Lilián Carapia*

No negamos que algunos logros del psicoanálisis constituyen una valiosa ayuda en el auxilio de las complejas realidades que se juegan en la psique, y que cuando los psicoanalistas respetan y promueven la dimensión moral y religiosa de sus pacientes obtienen óptimos resultados. Sin embargo, el psicoanálisis de doctrina y praxis abiertamente atea no tiene nada que ofrecer a la persona que busca colmar su sed infinita de felicidad. Como su objetivo primero es destruir el sentido de trascendencia y de vida ética, esta ideología denigra las relaciones interpersonales; pretende liberar al hombre de supuestas ataduras, pero termina condenándolo a verdaderas esclavitudes: es bien sabido que no puede un ciego guiar a otro ciego…

Sólo una ingeniosa novela

Sigmund Freud afirmó en Tótem y Tabú que en la infancia del género humano los hombres de la horda primitiva vivían todos bajo la dependencia de un padre tribal que reservaba para sí a todas las mujeres. Esto dio lugar al parricidio y el incesto primordiales, que luego condenaron a la humanidad al remordimiento. Las religiones surgieron así como el esfuerzo del género humano por expiar retrospectivamente aquella culpa que se convirtió en neurosis colectiva. Freud afirma también que, a nivel individual, Dios es una imagen sublimada del padre, la cual se crea la persona en su primera infancia para sentir protección y consuelo. Cuando la persona deje de lado la fe alcanzará su autoconfianza y autodominio propios del adulto; cuando deje de pensar en un «más allá» y concentre sus fuerzas en este mundo, hará realidad una civilización más llevadera.

No cabe duda que Tótem y Tabú es sólo una ingeniosa novela, y que sobran argumentos científicos para echarla por tierra. Sin embargo, hasta la fecha existen psicoanalistas ateos que siguen las leyendas de Tótem y Tabú; y lo mismo que Freud, ignoran Quién es Dios. Por eso, tampoco su concepción del ser humano es equilibrada, porque a éste sólo se lo entiende a partir de su Creador.

Dios no tiene origen…

Son errados los argumentos del psicoanálisis ateo sobre el «origen» de Dios. La Metafísica –que no se funda en cuentos– tiene la capacidad de demostrar racionalmente que Dios no tiene origen ni fundamento alguno; tampoco es una idea o representación, y mucho menos de origen psicológico. El amor o la necesidad que una persona experimenta con respecto de otra no es lo que «hace surgir a Dios en la imaginación». En primer lugar, Dios es su propio Ser, y es el Principio y Fundamento de todo cuanto existe. Y en segundo lugar, la necesidad que el hombre tiene de Dios es real. Re-ligión es un término que lo expresa bien: estamos re-ligados a Dios una vez por ser criaturas, y otra, por ser conscientes, como dice Basave. Esto se comprueba fácilmente: el ser nos ha sido dado y ningún animal se da cuenta de eso, ni se angustia frente a la muerte, ni se conmociona ante el amado…

El hombre no anhela la «nada»…

El ser humano concentra sus energías justamente para el «más allá»; no hay una vida más llevadera cuando se hace pensar al paciente que todos sus anhelos acabarán con el fracaso más radical: la muerte. La experiencia confirma que muchas personas se libran de la neurosis cuando encuentran el fuerte apoyo que es la fe en Dios y en su amor, y que existe más bien neurosis atea cuando se traba la función religiosa de lo inconsciente en ciertos ambientes sociales. Y esto lo demostró el propio Karl Gustav Jung, discípulo de Freud.

Niegan a Dios porque les conviene

Ciencia y religión no se contradicen cuando ambas buscan y respetan la verdad; ya san Agustín decía que niega a Dios sólo aquel a quien le convendría que no existiera. Al negar a Dios, el psicoanálisis ateo hace lo que le conviene; no acepta que no se basta a sí mismo para sanar al hombre de toda dolencia psíquica porque hay en él un aspecto trascendente al que ni es capaz de llegar ni tiene derecho a violar.

Y tenemos entonces psicoanalistas que afirman a priori: «no hay Dios». De esto se sigue: no tiene sentido llevar una vida conforme a valores morales: éstos son impuestos por la cultura, la sociedad o la educación. Se sigue algo más: hay que dejar al homosexual que dé rienda suelta a sus instintos; hay que dejar que el joven deje atrás el tabú del sexo en el matrimonio y que lo practique aún el adolescente; hay que dejar que los casados tengan otras parejas, una vida promiscua y sin represiones… (Curiosamente, la panacea que recetan los psicoanalistas ateos para curar todo mal es el desenfreno sexual, como buenos discípulos del primer Freud).

La verdad que no aceptan estos pseudoespecialistas del alma es que, en una sociedad en la que crece el número de desesperados, angustiados y suicidas, aun entre los más jóvenes, lo que se necesita no es un mayor número de psicoanalistas ateos, sino amor. Falta Dios, porque Dios es amor.

* Lilián Carapia es licenciada en Filosofía y religiosa del Instituto de Hermanas Misioneras Servidoras de la Palabra, en México. Lee otros artículos suyos

Anuncios

Acciones

Information

4 responses

28 05 2009
Alejandra Huerta

¿Cómo puedo suscribirme a esta revista? El artículo de la Licenciada Carapia me parece de excelente calidad, gracias

28 05 2009
revistafast

Para suscribirte a nuestra revista FAST entra en esta sección: https://revistafast.wordpress.com/suscripcion/
Un saludo,

Guzmán Pérez
Revista FAST

21 09 2010
Angel

Estimada Madre: usted bajo su docencia sobre su entrega a Dios sabe y no podrá dudarlo, porque lo ha registrado su conciencia; el caso es pues que usted ha sentido una postura distinta frente al otro, porque usted bajo su falda clerical lleva la consigna simbolica de autoridad; es imprescindible pues que usted goze con este oficio como dije antes.
La verdad es que cambiar a alguien es mas dificil que enviciarlo y en la religión pulula este desdén.
Ay madresita por qué opina sin conocer, creo que no acabó por leer eso del totem y tabú, al final el mismo Freud se contradice…. pero en fin el ciego es qqqq?????
revisé algo de Lacan y de sus registros lo real , lo simbolico y lo imaginario.
Sabrá que hay algo mas………..

14 12 2011
Ana

Soy una adolescente que me gustaria estudiar psicología y en especial psicoanálisis y este artículo me parece una aberración. ¿Cómo pueden calificar de NOVELA el psicoanalísis ateo? Novela y de ciencia ficción su biblia,perdonen. Sólo porque vaya en contras de su creencias no pueden desmoronarles y quitarle su valía ( que es INDISCUTIBLE).¿ El sexo antes del matrimonio? Por dios ( y nunca mejor dicho) el sexo es naturaleza, es vida, es amor…¿ Cómo pueden negar el sexo a una persona sólo por su condición de casado, viudo, soltero…? Creo que deberín leer algo mas de Freud y dejar que les laven un poco menos el cerebro, es un consejo.
Quizás como dijo Freud aprendan a querer a esta vida( y no la “proxima´´) y aprendan que por mucho que les duela no hay nada ni nadie que les apoye en este mundo ni en ningún otro.
Me hace gracia como miles de religiosos a re-utilizado el nombre de fe y si, señores digo reútilizado porque eso en realidad se llama Fuerza de voluntad, ojalá dejen de ser un poco menos inseguros y sepán llamar a las cosas por su nombre.
Un saludo :)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: