¿Por qué lo llaman amistad cuando quieren decir Tuenti?

2 09 2010

Darío Pérez*

Como todos los que lo vais a leer os sentís jóvenes, comparto con vosotros la reflexión hecha a un grupo de adolescentes: toca hablar de amistad y casi da vergüenza hablarle de algo así a gente como vosotros. ¿Qué tiene un mindundi como yo que decirle a gente que tiene 100 y hasta 200 amigos? Y como yo no me atrevo, he cogido frases célebres que hablen de amistad, y tengo más o menos un esquema de lo que podría ser este concepto.

La amistad, por razones puramente etimológicas debería considerar en su contenido algo de amor, que para eso viene de amicus que deriva de amore. Aunque algunos son poco optimistas respecto al tema y piensan que escasea: “Las amistades son como los matrimonios: de cada diez, uno se hace por amor”.

Otros componentes claves de la amistad parecen ser los siguientes:

La confianza “Un amigo es una persona con la que se puede pensar en voz alta”.

La empatía: “Un amigo es uno que lo sabe todo de ti y a pesar de ello te quiere”.

La fidelidad: “Un amigo fiel es un escudo poderoso y el que lo encuentra, halla un tesoro”.

El respeto: “El amigo jamás se interpone en tu camino, a menos que vayas cayendo cuesta abajo”

La reciprocidad: “No dejes crecer la hierba en el camino de la amistad”.

Y otra cosa que se me antoja fundamental en la amistad es que no abunda:

“Los amigos son como los taxis, cuando hay mal tiempo escasean”.

“Amigos son aquellos extraños seres, en peligro de extinción, que nos preguntan cómo estamos y se esperan a oír la respuesta”.

Y no digo de quién son las citas, porque en el fondo no son nadie. No hace falta que les hagáis caso, porque las personas que dijeron estas cosas, no contaban con 100 ni con 200 amigos. De hecho, seguro que tuvieron tiempo de pensarse las citas porque no tenían casi amigos y ni mucho menos tuenti.

El tuenti, eso sí que es el paradigma de la amistad. Yo si pudiera ya me habría unido, pero es que hay que subir tu perfil y el mío no cabe entero por la nariz. El nombre de tuenti imagino que viene por lo de que es para gente de unos 20 años, 50 arriba 50 abajo. Y la dinámica es sencilla, tú tienes gente agregada: amigos, amigos de tus amigos y meros conocidos que te pueden dejar mensajes en tu tablón. Cuanto más popular es uno, más le llenan el tablón y el ego. Y como lo que ahí se escribe lo puede leer igual tu más íntimo amigo que un medio pariente de un ex conocido, pues el nivel de profundidad es escaso, prácticamente flota.

Los tuentistas sí que sabéis lo que es la amistad. Habéis oído eso de que escasea y de que en la adversidad es cuando uno puede contar cuántos amigos tiene y os habéis dicho: mejor tener 200 que 5, que malo será que no salgan dos o tres que sirvan, por pura estadística. Pero es que estas cuentas no se echan así: trabajando la amistad de 5 igual puedes contar siempre con 5. Tratando de abarcar 200 amistades es más que probable que acabes solo. Porque ésa es otra, para agradar a 200 a la vez hay que ser o un camaleón que cambia según el entorno o un mediocre que ni fu ni fa en nada, un auténtico pelele vamos. Esto lo expresa genial Plutarco, en una frase que tengo que reconocer que me llamó la atención especialmente. Este griego del siglo primero, que no conoció tuenti, porque como mucho llegó a pi, va y nos dice: el amigo es animal de compañía, no de rebaño. Si tiene que contener amor, empatía, respeto, confianza, fidelidad y reciprocidad, la amistad tiene que reducirse a un minúsculo grupo. Si es tan valiosa como sabemos, es porque abunda lo mismo que los metales preciosos. Al animal de compañía se le reconoce y se le llama por su nombre. Al animal de rebaño se le confunde en la masa y se le llama borrego.

Y no se trata de quedarse solo a posta, ni de ser un borde que eche a todos de su lado. La cosa es ser uno mismo y que queden los que tengan que quedar como resultado de ser auténtico.

A vuestra edad, consideráis un halago que os pongan en una dedicatoria: “No cambies. No cambies nunca”. No hijo, eso no es un halago, eso es echarte una maldición. Pues si con vuestros años y con toda la vida por recorrer no hay nada que cambiar, apaga y vámonos. El pavo está bien pero no hace falta que dure eternamente.

Un amigo te dirá: “Cambia. Atrévete a cambiar”. Por supuesto que hay que mantener cosas, pero uno debe considerar el cambio si quiere crecer. El termómetro de la amistad debería medirse así, por lo que me hace crecer. Si me hace mejor, es un buen amigo. Si simplemente me engorda el orgullo diciéndome lo que quiero oír, no lo es. No necesitamos amigos que sigan nuestros pasos, repitan nuestros movimientos y asientan cuando asentimos. La sombra lo hace mucho mejor… Y también desaparecerá cuando se ponga muy oscuro.

Un verdadero amigo nos va a decir no lo que queremos escuchar sino lo que debemos escuchar, lo que necesitamos escuchar, aunque no nos lo parezca. Dicen que “lo malo del amigo es que nos dice las cosas desagradables a la cara; el enemigo las dice a nuestras espaldas y como no nos enteramos, nada ocurre”. Yo creo que no es tan malo. Lo bueno del amigo es que nos dice las cosas desagradables y eso nos da la oportunidad de que las corrijamos.

Estoy pensando que mucho habláis y compartís sobre lo mejor de tuenti y, al final, va a haber que daros la razón y ver la bondad de esos medios a los que dedicáis media tarde y medio cerebro. Porque el amigo es el que te hace rebuscar en ti mismo para que explotes todo cuanto escondes. O lo que es lo mismo, si a un amigo de verdad le preguntas quién y dónde puede encontrar tu felicidad y plenitud te responderá que: TÚ EN TI.

Pues eso: que sepas encontrar, apreciar y cuidar unos pocos amigos. Y que te ayuden a buscar el mejor tú en ti.

P.D. Facebook y tuenti son como el Metro de Madrid: facilitan sobremanera las comunicaciones pero bajo la superficie todo va quedando hueco, casi vacío. Dicen que Madrid cualquier día se hunde; que no nos pase lo mismo.

* Darío Pérez es Salesiano Cooperador y profesor de Bachillerato en Guadalajara. Lee otros artículos suyos en FAST

Anuncios

Acciones

Information

One response

20 09 2010
monica

excelente artículo, se lo leí a mis hijas adolescentes y les agradó mucho, maneja un lenguaje claro y perfectamente entendible para ellas. Gracias, aunque aquí no tenemos tuenti, sí hay facebook, hi5, y muchas otras redes sociales, y les hizo pensar un poquito en como manejar las mismas, gracias!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: