Desfigurar o restaurar el rostro de Cristo

28 08 2012

Guzmán Pérez Montiel*

Ha sido en estos días objeto de burla y chanza, y trending topic en twitter. Ha dado de qué hablar a miles de personas, y ha traspasado los muros de un templo que hasta ahora muy pocos —además de sus feligreses— habían visitado. Se trata del rostro desfigurado del Ecce Homo de la iglesia de Borja (Zaragoza), que una anciana ha querido restaurar con buena intención y poco acierto, para escándalo de algunos y cachondeo de muchos, que rápidamente lo bautizaron como ecce mono en las redes sociales.

No quiero detenerme en valorar si el estropicio de la octogenaria Cecilia ha hecho mucho “daño artístico”, pues creo que el fresco tampoco tenía demasiado valor. Ni siquiera voy a pararme a criticar la desmesurada e irrespetuosa burla que se ha generado en internet hacia esta buena señora y hacia la imagen del Cristo, a raíz de la cual me imagino que más de uno habrá descubierto qué es un ecce homo (o tal vez no…). Personalmente este desgraciado y esperpéntico incidente me ha hecho pensar, sobre todo, en cómo desfiguramos el rostro de Cristo, con mucha frecuencia y sin darnos cuenta, o incluso a sabiendas… Podríamos tomar esta circunstancia como metáfora de nuestra —a veces mediocre— vida cristiana, y como llamada a restaurar la desfigurada imagen que damos de Cristo y su Evangelio. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios




¿Seguir a Jesús? Mejor en twitter

5 02 2012

Guzmán Pérez*

Se está poniendo muy de moda en España el Twitter, ese “patio virtual” en el que la gente expresa lo que piensa, lo que hace, lo que cree —en resumen, lo que le da la gana— en pequeños mensajes de no más de 140 caracteres. Muchos adolescentes y jóvenes con los que estoy a diario usan esta red social, y he de reconocer que ciertamente tiene su interés. Yo mismo suelo twittear una vez al día, o dos como mucho, aunque otros informan 30 ó 40 veces al día de sus andanzas, agotando a cualquiera de sus seguidores.

Eso sí, lo cómodo de Twitter es que, si te cansas de seguir a uno de éstos que te cuenta hasta las veces que respira, no tienes más que pulsar el botón “dejar de seguir”, y se acabó. Hay quienes siguen a famosos, hay quienes comentan las noticias más recientes o escabrosas, y hay quienes contribuyen a que cualquier tema se convierta en TT (Trending Topic), es decir: que mucha gente hable de ello. Pero no voy a describir todo lo que pasa por esta red social. Hablo aquí del Twitter porque, si bien es una útil herramienta de comunicación, también es símbolo de algunas de nuestras actitudes en las relaciones humanas, y en especial de nuestra vivencia de la fe. Lee el resto de esta entrada »





Una cita… una presencia

17 12 2010

Guzmán Pérez*

A menudo la literatura, además de regalarnos grandes momentos de disfrute a través de historias de ficción, nos ofrece detalles muy interesantes que pueden hacernos pensar, o ayudarnos a mirar en profundidad la realidad que vivimos, a contemplarla con “gafas en 3D”. O incluso ayudarnos a rezar. Hace poco leía una original novela de David Grossman, un reconocido escritor israelí. La obra se llama “Tú serás mi cuchillo”, y en ella —a través de multitud de cartas— vamos descubriendo la historia de amor entre Yair y Miriam, dos personas de mediana edad que se “enamoran” sin conocerse, y que van construyendo una íntima relación sin contacto físico, sin verse en ninguna ocasión, pero que les marca en lo más profundo de su existencia. Lee el resto de esta entrada »





Bajar para salvar

5 12 2010

Guzmán Pérez*

Hace unas semanas el mundo entero se sumía en la mayor de las emociones al presenciar en directo el rescate de 33 mineros chilenos atrapados durante más de dos meses bajo tierra. Millones de personas en todo el planeta nos maravillamos ante el “espectáculo” que suponía este hito histórico, ante la capacidad humana de lograr una hazaña tan sublime. Cuando todo apuntaba hacia una nueva tragedia minera, fuimos testigos de cómo uno a uno fueron “volviendo a la luz” los sufridos trabajadores de esta mina “San José”. Por una vez, y durante muchas horas (o incluso varios días), los telediarios, las radios, la prensa escrita y digital y cualesquiera otros medios de comunicación situaban en primera plana una buena noticia. Porque la posible catástrofe se había convertido en buena, buenísima noticia. De eso a nadie le cabía duda. Lee el resto de esta entrada »





Retirarse y contemplar la Pasión de Jesús

29 03 2010

Meditación-retiro de Semana Santa. Guzmán Pérez

La Semana Santa da mucho de sí. Puede incluir desde un crucero por el Mediterráneo, hasta decenas de procesiones por las calles de tu ciudad. En FAST no tenemos agencia de viajes, pero sí te sugerimos un “viaje” distinto: un “viaje” a Jerusalén para acercarte a contemplar la Pasión que vivió Jesús. Te proponemos que te regales un tiempo de oración, de meditación, para hacer de esta Semana Santa una experiencia más profunda y cristiana, que te anime a vivir más “apasionadamente”. Los materiales que tienes a continuación han sido preparados por el salesiano Guzmán Pérez —director de esta revista— para ser utilizados personalmente o en grupo, en una jornada de retiro o en tu propia casa. Esperamos que te sean útiles y provechosos. Abajo puedes dejar tus comentarios, los “ecos” de tu oración, etc. ¡Feliz y apasionado viaje! Lee el resto de esta entrada »





Destaponar nuestros oídos

17 02 2010

Cuaresma 2010. Guzmán Pérez*

A veces la vida tiene casualidades curiosas. O tal vez sea más bien que está llena de simbolismo, de “sacramentos”. La semana pasada, por culpa de unos fuertes dolores de cabeza, tuve que acudir al médico. Al hacerme un reconocimiento, éste descubrió que los dolores podían deberse a unos considerables tapones que tenía en los oídos. Curiosamente no me dolían los oídos, ni notaba que hubiera perdido capacidad de audición, pero siguiendo sus indicaciones, acudí al otorrino, que certificó la existencia de esos dos buenos tapones. Tres días después los extrajo —no sin ciertas molestias— y fue entonces cuando me di cuenta de que efectivamente había perdido oído, y que a partir de ese momento percibía matices auditivos que antes no distinguía. Me sorprendió que incluso a mí mismo me oía de modo diferente.

A la mañana siguiente, al celebrar la Eucaristía y escuchar el Evangelio, me topé con el episodio de la curación del sordo (Mc 7, 31-37), que inevitablemente me hizo sonreír y recordar la tarde anterior. Al mismo tiempo, me hizo pensar que quizá también, en mi vida interior, podía tener algunos “tapones” que necesitaba limpiar. Al comenzar esta Cuaresma me he propuesto “despejar” bien mis oídos, para poder escuchar bien mi voz interior, la voz de los que necesitan de mí, y para sintonizar bien con Dios y su Palabra. Quizá mi metodología te pueda servir también para tus “oídos”. Lee el resto de esta entrada »





¿A qué huele la Navidad?

13 12 2009

Por Guzmán Pérez*

«¡Ya huele a Navidad!», escribía hace unos días una amiga en su estado del Facebook. Y yo le preguntaba en broma: «¿y a qué huele exactamente?». El tema dio de sí para diversos comentarios de otros de sus contactos, y ahí quedó la cosa… Hasta hoy, cuando la frase ha salido de mi memoria y me ha hecho pensar más y sacarle “miga” a este asunto de los olores. Ciertamente la Navidad “huele” a muchas cosas, pero muchos aromas nos han “embriagado” de tal manera que a menudo nuestra “pituitaria” no es capaz de percibir sus “olores” auténticos. Sin que “huela” mucho a “cura” ni “perfumarla” demasiado, quisiera compartir mi reflexión con Rocío y con aquellos que quieren descubrir a qué huele la Navidad. Lee el resto de esta entrada »