¿Por qué no hay vocaciones al sacerdocio en muchas Iglesias?

21 09 2011

José Ignacio Calleja*

Uno de los lugares comunes en el diálogo entre católicos tiene que ver con la falta de vocaciones al sacerdocio, dando por hecho que todas son pocas, y, sobre todo, que hay diferencias muy importantes entre unas iglesias locales y otras. El caso “vasco”, donde soy sacerdote, es definitivo. La pregunta inmediata es por qué. Pues bien, ésta es la cuestión que escuché hace unos días al final de cierta “conferencia” y que, otro día, viví de primera mano en una conversación “vocacional” a la salida de misa. Escuché una “confesión de intenciones todavía no cuajadas”, estábamos varios, y guardé silencio ante las motivaciones. No era el momento.

La anécdota me ha hecho volver esta tarde sobre aquella conferencia “menor” acerca del cristianismo que nos cabe esperar en un futuro no tan lejano, lo cual me llevó a considerar modelos comunitarios bastante diversos dentro de un pluralismo inclusivo y, desde luego, inconfortable para todos. En esa ocasión, ofrecí algunas referencias para precisar lo que podemos llamar “un pluralismo católico incluyente”, asegurando una convivencia primero y ante todo, sana, y por supuesto, es nuestra vocación, fraternal. Sin duda una parte destacada del problema es saber de los límites “legítimos” del “pluralismo de comunidades en la Iglesia”, para preservar “la comunión en la fe, la esperanza y la caridad”. No es éste el momento de tratar la cuestión de los límites legítimos del pluralismo eclesial y sus pautas. (Desde luego, el uniformismo es pura pereza y miedo a no tener razón, pero no es el momento). Leer el resto de esta entrada »





Estoy por la huelga general

19 09 2010

Con pena y cautela, pero digo sí. José Ignacio Calleja*

He tenido muchas dudas, pero estoy por la huelga general. Las dudas, porque no nos favorece a corto plazo en nada. No pienso en Zapatero y su cohorte política, sino en el ciudadano de a pie, clases medias y bajas, con trabajo o sin trabajo, ¡cuidado que hay muchas diferencias en esto!, y el poco “bacalao” que ahora mismo hay para cortar. Pero se me imponen las razones para tomar postura a favor de la huelga general.

Es posible que la huelga allane el camino a gobiernos futuros más conservadores y asuste a “los mercados”. Hasta ahí puede llegar una situación tan enrevesada. Pero si “la gente” no muestra que le queda la fuerza de la protesta social, hasta “la huelga general”, ¿dónde hallarán algún límite real, ¡no moral, sino real!, las fuerzas sociales y económicas más poderosas que nos han conducido hasta aquí? Leer el resto de esta entrada »





Teresa de Calcuta: uso y abuso “espiritual” de una vida “samaritana”

5 09 2010

José Ignacio Calleja*

Cuando el jueves, 26 de Agosto, leí que se celebraba el centenario del nacimiento de la Madre Teresa de Calcuta, me entretuve pensativo en esta mujer y lo que representaba. Cualquier persona de buena voluntad se muestra admirada por alguien que vive y muere de este modo. Ella, y las mujeres religiosas que la han seguido, las Misioneras de la Caridad, se vacían “entre los pobres del mundo, entre los enfermos y abandonados en la miseria más extrema”. Me preguntaba por su vida y por la sencillez de las palabras que la acompañaron. Simplemente, el amor, puesto a disposición de quienes no tienen nada, ni siquiera un hogar en que refugiarse y ser queridos. Nada.

El amor más gratuito posible entregado a algunos. Porque ésta es la primera dificultad, sólo podemos llegar a algunos, y en la dificultad, la tentación: “Total, ¿para qué?”. Ésta es la primera grandeza de una mujer así, ¡y hay muchas! Nunca calculan primero lo que no pueden hacer, sino lo que sí está a su alcance dar. Sin engañarse sobre la realidad de la miseria, pero, ante todo, hacer ya lo que está en su mano para curar. Digo, ante todo, y no “sólo”. Leer el resto de esta entrada »





Zozobra en “la barca de Pedro”

5 05 2010

José Ignacio Calleja*

Que la Iglesia Católica está viviendo un momento muy delicado de su larga historia, es una evidencia. A quienes lo padecemos desde dentro, no deja de sorprendernos la evolución de los acontecimientos. Como sabemos que la pedofilia es un comportamiento delictivo gravísimo, sólo podemos esperar y exigir que, cuanto antes, se haga justicia, resplandezca la verdad y se pongan medios claros para erradicar su repetición. Pero todo esto ya se ha dicho mil veces de uno u otro modo más adecuado, y sólo cabe verificar que se cumpla. Sinceramente, creo que esta vez va en serio, si bien, también lo pienso, gran parte de las autoridades que supieron del drama, prácticamente, son las mismas que ahora tienen que cortar por “lo sano”. Si me equivoco en esto, me alegraré, pero creo que es así. Con lo cual, hay dificultades añadidas para “la verdad” y al cabo para “la justicia”. ¡Van tan unidas! Leer el resto de esta entrada »





La dolorosa “cura” de los problemas de la Iglesia

23 04 2010

José Ignacio Calleja*

¿Merece la pena volver sobre el momento actual que está viviendo la Iglesia católica? Y, si volvemos, ¿en qué sentido? Además, la Iglesia y su “gente” viven tantas experiencias distintas que de cuáles hablaremos. ¿De aquellas que nos hacen gozar o de aquellas que nos hacen sufrir? De todas, claro está. Cada una tiene que tener su momento. Pero es probable que las malas noticias, aquellas que nos hacen sufrir, nos atraigan más. Quizá son más “noticia”, o estamos menos preparados para recibirlas. Quizá, y sin quizá, sabemos que sin reorientar esa situación, los pasos siguientes no nos van a convencer. Así que aceptemos mirarnos al espejo y veamos de poner un poco de orden en la trastienda. Porque ante todo hemos de evitar que esta acusación se haga verdad: “El Vaticano ocultó los abusos y ahora está tratando de ocultar el ocultamiento”. Leer el resto de esta entrada »





Chicos de “ojo por ojo y diente por diente”

27 03 2010

José Ignacio Calleja*

Un profesor de religión en la escuela pública, me dijo que me tenía que hacer una consulta de mi especialidad. Se supone que yo entiendo de moral social cristiana. De ética social, que dirían otros. El profesor daba clases a chicos de unos doce años. Algunos detalles son míos.

La cuestión era que habían planteado en el aula la justicia o no de la pena de muerte en determinados delitos. Los chicos estaban indignados ante el asesinato y violación de algunas chicas. Reclamaban sin titubeo la pena de muerte para los asesinos. Lo tenían claro. La primera razón, ésta: Ojo por ojo y diente por diente. La segunda, esta otra: en el caso de la cadena perpetua, tenemos que alimentar a los asesinos, nos sale caro y no logramos nada. Y la tercera, ésta: quien así obra, deja de ser persona. Leer el resto de esta entrada »





El «vasto tema de la justicia» en Benedicto XVI

26 02 2010

Cuaresma 2010. José Ignacio Calleja*

Leo y releo el mensaje del Papa para la Cuaresma 2010, en el que, dice, «quiero proponeros algunas reflexiones sobre el vasto tema de la justicia, partiendo de la afirmación paulina, ‘La justicia de Dios se ha manifestado por la fe en Jesucristo’ (Rm 3, 21.22)».

Este inicio teológico es muy pertinente en una reflexión del Papa, pero sabiendo que el vasto tema de la justicia permite una lectura ética o moral, ámbito de la filosofía moral, y una lectura religiosa y cristiana, ámbito de la teología. Estas dos interpretaciones o lecturas del vasto tema de la justicia, para los teólogos y cristianos, son inseparables, pero también inconfundibles; se mezclan, pero no se confunden ni se sustituyen en su legítima autonomía. Esa autonomía de la moral no es absoluta, sino relativa, relativa a la dignidad de la persona y sus derechos inherentes y fundamentales. Leer el resto de esta entrada »