La Navidad y el «crimen organizado y legislado» del aborto

13 12 2011

Lilián Carapia*

El mundo viene padeciendo cosas muy tristes, y el crimen organizado es una de las causas. En este contexto viene ya la celebración anual de Navidad. Aunque no es el único problema que nos aqueja, sí nos ha tenido en movimiento, pues por aquí y por allá vemos cómo muchos se organizan y promueven marchas y otros actos en defensa de la paz. Pero lo peor es que hay aspectos del «crimen organizado» que también han sido legislados por las autoridades de muchos países… Lee el resto de esta entrada »

Anuncios




Que los niños cuiden la disciplina, y ella los cuidará…

25 09 2011

Lilián Carapia Cruz*

Un educador es una persona que acompaña a otra para enseñarle alguna ciencia, arte, deporte u oficio hasta que ésta última consigue aprenderlo. De ahí que los educadores más idóneos sean los propios padres, pues es de esperarse que ellos sean los compañeros más cercanos y bienintencionados que el niño puede tener. Como los padres quieren la felicidad para su hijo, ellos, como nadie, pueden y deben enseñar al hijo la compleja ciencia de la vida. El papel de educador lo ejercen de modo secundario los otros miembros de la familia, los profesores y la Iglesia, porque también mantendrán relaciones cercanas con el niño.

Pero quien se entrega con esmero a la educación de los niños y los adolescentes sabe que necesita ser «disciplinado» para ejercer bien este acompañamiento… ¿Y qué es ser «disciplinado»? Antes de responder, observemos que el buen educador debe dar ejemplo; debe lograr, además, que su pupilo se convierta en una persona autodisciplinada, es decir independiente: una persona que ya no necesita que el educador le diga lo que debe hacer, porque aprendió a hacerlo por sí solo, y aprendió muy bien. Lee el resto de esta entrada »





Que los hijos aprendan a optar por «la Voluntad de Dios»

5 04 2011

Lilián Carapia Cruz*

Nadie ama lo que no conoce, y no es posible optar por la voluntad de Dios sin amarla primero. Sin embargo, los hombres y mujeres de hoy tenemos una enorme necesidad de «optar por  la voluntad de Dios», y la prueba de ello es el dolor que existe en el mundo. Enredándose en un falso razonamiento, muchos preguntan por qué, si Dios es bueno, existe ese dolor, como si tal fuera la «su Voluntad». Lo que hay que preguntarse es por qué, si Dios es bueno, muchos se niegan a optar por «su Voluntad», provocándose así, para sí mismos y para otros, ese dolor. Lee el resto de esta entrada »





Que «la casa» no sea una «escuela de extorsionadores»

19 02 2011

Lilián Carapia Cruz*

Niños y adolescentes aprenden a hacer lo que ven en los mayores; si los ven ejercer presión y amenazas, contra ellos mismos o contra otras personas, con el fin de obligarlos a obrar en determinado sentido… están aprendiendo a ejercer la extorsión. Es el Diccionario de la Real Academia Española el que define la extorsión en estos términos. No siempre la extorsión se ejerce a cambio de dinero; a veces se extorsiona a las personas tocándolas «donde más les duele». Algunas veces se les extorsiona obligándolas a callar «para evitar males mayores», y otras, a traicionar su propia conciencia y hacer lo que no estaban convencidas de que debieran hacer, si no quieren que «otros paguen las consecuencias»Lee el resto de esta entrada »





¿Qué tiene de malo celebrar Halloween?

26 10 2010

Lilián Carapia Cruz*

Más que decir que celebrar el halloween «es malo», se trata de conocer las razones por las cuales puede, en ciertas circunstancias, ser incompatible con la fe en el único Dios verdadero y en Jesucristo, su enviado. De ahí, podremos tomar una decisión libre: porque si no se dan esas circunstancias en el halloween, no habrá por qué estarse cuidando de él; y si se dan en alguna otra costumbre, es esa costumbre la que hay que evitar por amor a Dios y a los hermanosLee el resto de esta entrada »





Los menores de edad: blanco fácil del crimen organizado

27 08 2010

Lilián Carapia Cruz*

En días pasados escuchaba el testimonio de un sacerdote que presta sus servicios pastorales en una de las comunidades más peligrosas de México. Él comentaba que, en aquellas tierras, los narcotraficantes se llevan a los jovencitos, desde su más temprana adolescencia, con la finalidad de «formarlos» como sicarios. Este «empleo» va tomando auge; se gana mucho dinero por «un trabajo tan fácil como lo es el matar». Lo peor es que se va haciendo cultura, pues hay una «cancioncita» que ya repiten muchos jóvenes: «Yo lo veo bien. A mí sí me gustaría ser sicario porque es mejor vivir unos diez años como león que treinta como oveja». Y no podemos ignorar que una de las principales causas de esta mentalidad es el olvido de los verdaderos valores en el núcleo familiar: amor por la unidad, por las personas, por el trabajo y por una vida honesta. Lee el resto de esta entrada »





Lo que Dios quiere es que seamos constantes en hacer el bien

13 06 2010

Lilián Carapia Cruz*

Mucho se ha dicho ya sobre la difícil situación por la que pasa nuestro mundo en todos los sentidos; sin embargo, es una falta contra la justicia detenerse a contemplar lo malo sin mantener la gratitud por tantas cosas buenas con las que Dios jamás ha dejado de bendecirnos. El hecho de que en nuestro tiempo, convulso como es, sigan floreciendo santos, es decir, hombres y mujeres que lo aman a Él y al prójimo hasta dar la vida, es uno de los más bellos motivos para ser agradecidos con Dios por ser así,  constante, y para decirle aquella hermosa plegaria litúrgica: «te damos gracias porque no cesas nunca de bendecirnos». Lee el resto de esta entrada »